¿Cómo evitar problemas con los inquilinos ?

Junio 29 de 2021

Los inquilinos son la parte más importante durante un contrato de arrendamiento, pues depende de ellos no sólo el buen cuidado del estado físico del inmueble, sino las buenas relaciones con su entorno. 

Pero, así se comprenda lo anterior, es común que existan problemas con los inquilinos que generan rotaciones, pérdidas, e incluso desmejoras en la imagen de la empresa.

Pues bien, en el siguiente artículo te explicaremos cómo puedes evitar estos problemas comunes con los inquilinos, sin la necesidad de pasar por ninguna situación incómoda. 

 


 

¿Por qué se dan los problemas con los inquilinos?

  • Alquileres atrasados 

  • Subarrendamientos (Por fuera del contrato)

  • Mala convivencia con los vecinos 

  • Incumplimientos con el contrato (Por estadía o canon de arrendamiento) 

  • Daños en la propiedad que el inquilino no asume 

Estos son posiblemente los problemas más frecuentes que se pueden encontrar en un arrendamiento y que, aunque algunos parecen impredecibles, se pueden evitar si se toman ciertas precauciones. 

 

Pasos para evitar cualquiera de los problemas anteriores:

  1. Una buena selección: Pareciera una redundancia, pero este es uno de los puntos en los que más se falla, especialmente cuando no existen intermediarios en el proceso de arrendamiento, y es: Hacer una selección apropiada de inquilinos

 

Es entonces importante hacer un perfil de inquilino que le ayude a establecer una base de preguntas para conocerlos. Nunca es recomendable realizar arrendamientos por recomendaciones de amigos o familiares sin conocer realmente a los inquilinos que van a habitar el inmueble.

 

 


 

 

 

Además, es importante pedir los documentos necesarios, antecedentes y considerar un seguro de arrendamiento. 

Si esto se cumple, evitarás pagos incumplidos, tensiones con los vecinos y daños en la propiedad que pueden resultar además en costos legales si el inquilino no asume su responsabilidad. 

 

  1. Realice un contrato de arrendamiento, asesorado por expertos, con las cláusulas necesarias para poder especificar con el inquilino los términos del arrendamiento y de la convivencia según el edificio o barrio, sin que se quede ningún punto por fuera. 

 

Te puede interesar: Cómo tener una vivienda saludable?

 

Esto permitirá que se establezcan cierto tipo de normas y en caso tal de incumplimiento, o de encontrar subarrendamientos o anomalías, estarás cobijado por la ley sin tener que asumir costos extra.

 

  1. Genere un inventario del estado físico de la propiedad apropiado y detallado en la captación, entrega y desocupación. 

 

Este punto es esencial y no debe omitirse puesto que, una buena relación con el inquilino dependerá de la claridad de este documento y si la propiedad sufre daños habrá un documento que soporte su estado anterior y se puedan asumir las responsabilidades. 

 

  1. Realice visitas periódicas concertadas con el inquilino para poder ubicar anomalías, daños, saber si se encuentran cómodos y además conocer su opinión sobre su relación con los vecinos y la comunidad en general. 

 

 


 

 

En muchas áreas, el mercado del alquiler solo se está volviendo más competitivo; Las pequeñas mejoras y el mantenimiento regular pueden marcar la diferencia en si su propiedad está ocupada o desocupada.

 

Esto mejorará la relación en el entorno, el reconocimiento del propietario o intermediario, y posiblemente permita renovaciones de contratos. 

 

  1. Realiza los cobros periódicamente, en una misma fecha, para que no exista ninguna confusión ni malentendidos. 

 

 


 


©2021 inmobiliariaproteger.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co